[et_pb_section bb_built=»1″ _builder_version=»3.0.47″][et_pb_row _builder_version=»3.0.48″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text _builder_version=»3.12″ text_orientation=»justified»]

¿Acabas de comenzar un negocio personal y buscas ganar presencia en la red? ¿Hace tiempo que tienes marca propia y no consigues posicionarte dentro de tu sector?  ¿Buscas una guía de marketing digital para freelances que te oriente con técnicas que puedas implementar fácilmente?

Tanto si eres nuevo en esto de ejercer como profesional en alguna especialidad como si ya tienes cierto recorrido, el artículo de hoy va a ayudarte a mejorar tu estrategia de visibilidad para atraer a un mayor número de clientes dispuestos a contratar tus servicios.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»H1″ _builder_version=»3.12″ header_font=»|600|||||||» header_text_color=»#f8930f»]

Guía de marketing digital para freelances

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.12″ text_orientation=»justified»]

Este es el plan de marketing que te recomiendo seguir para que tanto tu presencia digital como tus resultados sean los esperados.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»H2″ _builder_version=»3.12″ header_2_text_align=»left»]

1.- Hiperespecialízate

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.12″ text_orientation=»justified»]

A pesar de moverte en un entorno globalizado, no deberías convertirte en un profesional «generalista», que lo abarque todo.

Esto no está reñido con saber moverse en diferentes campos, con que manejes un conocimiento más amplio del mercado.

Como profesional podrás ocuparte de diferentes tareas internas que mejoren tu día a día: contabilidad diaria, modificar aspectos básicos de tu web, crear algunas campañas de marketing, etc., pero no cabe duda de que deberás centrarte en aquello donde están tu talento y tu mercado.

Si encuentras un segmento de mercado rentable, es decir, un determinado número de clientes con unas necesidades concretas y, muy importante, todavía no cubiertas, te harás un hueco mucho más fácilmente.

Lo complicado es conocer qué nichos de mercado están todavía por cubrir. Cierto es que existen muy pocos en dicha situación, por lo que la clave está en estudiar muy bien a tu competencia, conocer sus puntos débiles y diferenciarte transformando ese modelo de negocio en uno con más fortalezas que debilidades.

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.12″ text_orientation=»justified»]

Para que tus capacidades y tus servicios estén alineados con un nicho de mercado rentable, lo que te aconsejo es que busques a un profesional que pueda orientarte.  Serán un tiempo y un dinero muy bien invertidos, te lo aseguro.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row make_fullwidth=»on» _builder_version=»3.12″ background_color=»#dddddd»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text _builder_version=»3.12″ header_2_font=»|600|||||||» header_2_text_align=»center» text_orientation=»center»]

Especializarte en un nicho de mercado facilitará tu diferenciación

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»3.0.48″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»H2″ _builder_version=»3.12″ header_2_text_align=»left»]

2.- Necesario contar con una página web

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.12″ text_orientation=»justified»]

Esta medida es básica y, si me apuras, irrenunciable.

No se entiende un negocio digital sin una página web, pues será el primer elemento de interacción entre tú y tus clientes.

Tu público objetivo buscará en la red profesionales como tú, y –créeme- sin página web difícilmente vas a poder mostrarle lo que haces y despertarle la necesidad de contratarte.

Aspectos a tener en cuenta: evita publicarla en portales gratuitos, tipo Blogger o WordPress, básicamente porque construyen nombres de dominio que no resultan apropiados para empresas y/o negocios (minombrededominio.wordpress.com); compra un dominio propio y contrata un hosting adecuado a tus necesidades, los hay de distintos precios y características. Y cuida especialmente el diseño.

Si no puedes ocuparte de esta labor, contrata un experto que pueda hacerse cargo del proyecto. La diferencia entre un diseño amateur y uno realizado por un conocedor de la materia se hace patente en un primer vistazo, y condiciona muchas veces el tiempo de permanencia en el sitio, lo que influye significativamente en las ventas que este es capaz de generar.

Un diseño sin la mano de un experto refleja poca profesionalidad y genera desconfianza.

Siguiendo con el factor diseño, exige, además, que tu web sea visible y usable en dispositivos móviles, pues un buen número de usuarios te visitarán desde su móvil o tableta, y no puedes permitirte perder una jugosa cuota de mercado.

Si quieres resultar profesional desde el primer momento, confía tu sitio a un diseñador especializado en páginas web.

Hay otro elemento especialmente sensible para atraer y retener al visitante: el modo en que le hablas.

Un freelance que quiera construir un modelo de negocio exitoso sabe que conocer lo que su cliente quiere, y responder ante esa necesidad, es la base sobre la que se sustancia toda relación empresa-cliente.

Siempre ha sido así, de hecho. La confianza se establece cuando el receptor aprecia que hablan su mismo lenguaje y que la marca deja atrás su egocentrismo para centrarse en los gustos y preferencias de su cliente.

Si hace unos años todavía podía encontrarse otra manera de entender el mercado y sus gustos, en nuestros días ya no sirve otro modelo de comunicar un mensaje de marketing.

Si gracias a tu página web vas a poder mostrarle al resto del mundo quién eres y lo que haces, con una buena estrategia de contenidos vas a convencer de que eres la mejor elección posible.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»H2″ _builder_version=»3.12″ header_2_text_align=»left»]

3.- Tu actividad en redes sociales será el siguiente paso

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.12″ text_orientation=»justified»]

Para difundir tu actividad y ser visible, tu página web y tu presencia en medios sociales serán factores decisivos.

Importante: no sirve crear una cuenta y dejarla que atraiga por sí sola a una comunidad de seguidores.

Tu proactividad será determinante para alcanzar el público objetivo que necesitas, y tu interacción y tu capacidad de respuesta (estando atento a las intervenciones de los miembros de tu comunidad) crearán el caldo de cultivo perfecto para que ganes en diferenciación y para hacerte fuerte como marca.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»H2″ _builder_version=»3.12″ header_2_text_align=»left»]

4.- Aunque poseas un negocio pasarás a ser una marca personal

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.12″ text_orientation=»justified»]

Buscas hacerte un hueco en tu especialidad y ejerces en solitario dentro de lo que se conoce como negocio unipersonal, pero esta circunstancia te convierte, inevitablemente, en la cara visible de tu empresa.

Tus clientes buscarán relacionar tu empresa con una percepción positiva en su mente, y ponerle cara aumenta la confianza.

El consumidor antepone siempre el factor cercanía al de un producto/servicio, por mucho que este le convenza. Se valora especialmente la “humanización” de las empresas, el hecho de ver que hay personas detrás capaces de establecer una relación “de tú a tú” y de empatizar.

Te recordarán a ti antes que a tu denominación comercial. A este respecto, muchos empresarios deciden crear su marca en torno a su propio nombre, algo que (está probado) aumenta las posibilidades de ganar en credibilidad y de influenciar de forma muy positiva en el segmento de mercado al que se dirigen.

Deberás acostumbrarte a “comportarte” como marca. Cualquier comentario o publicación será observado bajo el prisma de tu actividad, y como consecuencia de ello serás valorado como profesional antes que como persona.

¿Significa eso que dejas de tener vida privada en internet?

Sí y no.

De hecho, lo recomendable es separar tu presencia en social media en dos cuentas diferentes, pero sin olvidar que lo que se percibe de ti se extrapola muchas veces al terreno laboral, y que podrás crear unas expectativas u otras en función de cómo te muestres y de cómo te expreses.

Lo queramos o no, una marca personal puede jugar a favor o en contra de la cualificación profesional.

Por otro lado, hay profesionales que deciden que otras personas lleven sus RR. SS. de empresa.

¿Buena o mala decisión…?

Siempre y cuando sea alguien que domine bien estos medios, y que sepa trasladar tu discurso y tu filosofía como si fueras tú mismo/a, será una buena medida y te descargará del trabajo que exige estar pendiente de esta faceta que casi siempre roba mucho tiempo.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»H2″ _builder_version=»3.12″ header_2_text_align=»left»]

5.- Es momento de hacerle hueco a un blog

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.12″ text_orientation=»justified»]

Es un medio que, por sí mismo, actúa en favor del posicionamiento orgánico y es capaz de generar tráfico hacia tu web, haciéndote visible ante tu potencial cliente.

Un blog y la difusión de este en redes sociales crean el tándem perfecto para convertir a tus lectores en clientes, y viceversa, algo que tendrá un impacto muy positivo en tu competitividad y reputación.

Pero hay más.

El blog es el entorno para mostrarte como un experto en la materia sobre la que escribes, y la vía para llamar la atención de potenciales clientes… y de competidores.

Vas a tener que hacer un buen trabajo de SEO para que lo que escribas no quede en el olvido,  y abordar temas que realmente interesen a tus lectores. No sirve hablar de lo que a ti te gusta, sino de lo que necesita leer tu cliente ideal.

Exigirá de mucha dedicación,  no te voy a engañar.  Ya no sirve publicar cualquier cosa por el simple hecho de publicar, sino que los artículos deben aportar (mucho) valor para que atraigas a nuevos lectores. De ahí que cobre especial importancia de nuevo la especialización.

La red está plagada de blogs de todo tipo de temáticas y, por desgracia, no todos llegan a ser relevantes. Ser una autoridad no se consigue de la noche a la mañana, sino que es fruto de ofrecer algo que los demás no ofrecen, y de hacerlo con un estilo propio e inconfundible de tal modo que consiga el beneplácito de la audiencia.

Por último, el blog puede ser una magnífica oportunidad para conseguir captar suscriptores que pueden ir transformándose en clientes.  Incorpora formularios por toda tu web, blog incluido, y establece una relación de confianza que pueda derivar en buenas conversiones en el momento en que lances una campaña o una promoción puntual.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»H2″ _builder_version=»3.12″ header_2_text_align=»left»]

6.- El SEO se convertirá en tu aliado

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.12″ text_orientation=»justified»]

Todo aquello que pongas en marcha en la red (página web, blog, redes sociales, porfolios, etc.) necesitará de la ayuda del SEO para que te hagas visible ante tu público objetivo.

Puedes trabajar, en principio, un SEO orgánico: escogiendo palabras clave, cuidando los títulos de tus artículos en función de cadenas de búsqueda más populares, empleando cuidadosamente determinados hashtags en tus redes sociales, etc., pero inevitablemente llegará el momento de invertir en un SEO de pago para darle el empujón definitivo a tu negocio.

Para que tu inversión en esta partida sea rentable y te proporcione los mejores resultados, hazte con los servicios de profesionales que puedan llevar tus campañas con mayores garantías de éxito, ya que la inexperiencia en este campo puede hacerte perder mucho tiempo y dinero.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»H2″ _builder_version=»3.12″ header_2_text_align=»left»]

7.- Tiempo, método y paciencia serán fundamentales

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.12″ text_orientation=»justified»]

Deberás disponer del tiempo suficiente para que los resultados vayan llegando, sin agobiarte; planificar muy bien tu estrategia para no dar pasos en falso y reducir los plazos, y tener a la paciencia de tu lado.

Ser freelance es una carrera de largo recorrido, lo que quiere decir que no se gana en el primer kilómetro. De hecho, dedicar todo tu aliento en los primeros metros te desfondará y hará que los rivales te ganen terreno, por lo que deberás dosificar tus fuerzas.

Deberás, siguiendo el símil del deportista, entrenar duro y ser constante, y te aseguro que los resultados llegarán.  Siempre.

Se sabe que buena parte del éxito de una marca no está tanto en el producto en sí sino en su capacidad de adaptarse a las fluctuaciones del mercado y de persistir en su mensaje de marketing hasta conseguir ser identificado por su cliente.

Por otro lado, tu entorno será crucial, sobre todo en las primeras fases.

Deberás rodearte de personas que te apoyen y que entiendan por lo que estás pasando; crear un círculo de confianza, un entorno que te sirva de “colchón” emocional en los momentos menos gratos, te servirá para no rendirte y para superar los obstáculos con una actitud más positiva.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»H2″ _builder_version=»3.12″ header_2_text_align=»left»]

8.- Acude a eventos de Networking

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.12″ text_orientation=»justified»]

Como profesional freelance, los eventos de networking suponen el trampolín perfecto para hacerte visible y crear una red de contactos que se traduce siempre, en mayor o menor grado, en oportunidades de negocio.

¿Y por qué “en mayor o menor grado”? Dependerá de tu capacidad para aprovechar esos eventos como catalizadores de tu despegue profesional.

Muchas veces, obtener socios o inversores supone invertir antes en colaborar con otras empresas y facilitarles, con tu trabajo, que penetren más rápidamente en su mercado.

Será, por tanto, un terreno que deberás abonar antes de obtener frutos.

Acude a eventos de networking, independientemente de si se enfocan en tu especialización, porque lo realmente importante es:

a) Ampliar tus conocimientos sobre otras áreas

b) Crear sinergias con aquellos sectores que tengan relevancia para ti porque sean capaces de mejorar lo que ofreces.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»H2″ _builder_version=»3.12″ header_2_text_align=»left»]

9.- Escucha a tu cliente

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.12″ text_orientation=»justified»]

Si invitas a alguien a comer a tu casa no esperas que tenga tus mismos gustos en la cocina.  Muy al contrario, le preguntas qué es aquello que prefiere para acercarte al máximo a sus preferencias.

Pues con un producto/servicio y su consumidor pasa exactamente lo mismo. ¿Cómo puedes ofrecerle algo pensado a su medida si no sabes lo que quiere y cómo lo quiere?

No hay mejor forma de entender lo que tu mercado está pidiendo que sondearlo.

El modo de crear un catálogo de servicios  hecho a la medida de tu target es lanzar propuestas y testear cómo las recibe.

Dar por supuestas las necesidades del cliente no funciona; lo realmente efectivo es, además de ponerse en su piel, corroborar que vamos por el buen camino porque su experiencia y feedback así nos lo demuestran. Solo de ese modo podrás competir dentro de tu segmento.

Con estos consejos espero haber podido ayudarte a conocer los aspectos básicos para hacer llegar tu propuesta a tu mercado objetivo.  Si quieres aportar algo más, por favor, no dudes en participar en los comentarios.

Te deseo un feliz día.

[/et_pb_text][et_pb_image src=»https://fiservi.es/wp-content/uploads/2018/07/firma.png» _builder_version=»3.12″ /][et_pb_text admin_label=»Share» _builder_version=»3.12″ global_module=»1998″ saved_tabs=»all»]

[miniorange_social_sharing]

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row admin_label=»Social_Share_Vertical» _builder_version=»3.12″ global_module=»3012″][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text global_parent=»3012″ _builder_version=»3.12″]

[miniorange_social_sharing_vertical]

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]