[et_pb_section fb_built=»1″ _builder_version=»3.0.47″][et_pb_row _builder_version=»3.0.48″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»3.0.47″ parallax=»off» parallax_method=»on»][et_pb_text _builder_version=»3.12″ header_3_font=»|600|||||||» header_3_text_color=»#2c2c2c»]

Si tienes dudas al respecto del divorcio de mutuo acuerdo y del divorcio contencioso quédate por aquí porque vamos a aclarar qué son ambos conceptos.

[/et_pb_text][et_pb_divider color=»#ededed» _builder_version=»3.12″][/et_pb_divider][et_pb_text _builder_version=»3.18.7″ text_orientation=»justified»]

El matrimonio es una unión, por lo general, meditada y que compromete a las partes a un acuerdo formalizado en un acto jurídico de naturaleza civil, solemne y con carácter público.

Dicha institución se somete a una serie de derechos y obligaciones, ambos tutelados por nuestro ordenamiento jurídico  y  contemplados en el Código Civil español.

Además de esto, el matrimonio se sustancia en un régimen legal que se encuentra sostenido y amparado por el llamado Derecho de familia.

Cuando se inicia una experiencia de vida en común no siempre se piensa en la ruptura; sin embargo, en ocasiones la salud del vínculo se fractura y todo lo que se ha construido en torno a este se desmorona y deja la realidad hecha añicos.

Si se llega a la conclusión de que las diferencias son irreconciliables, no suele quedar otra que separar los caminos y plantearse una nueva existencia sin la coparticipación del hasta entonces socio vital.

Divorcio y separación son las medidas que suelen adoptarse a la hora de disolver el vínculo de pareja.

Hoy nos vamos a centrar en el divorcio y en sus dos variables: el divorcio de común acuerdo y el divorcio contencioso. Veremos qué caracteriza a cada una de estas respuestas planteadas para la disolución legal del matrimonio.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»Tweet» _builder_version=»3.12″][tweetshare tweet=»¿Sabes la diferencia entre un divorcio exprés y un divorcio contencioso? Te lo contamos. » username=»Fiservi_es»]
[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»h1″ _builder_version=»3.12″ header_font=»|600|||||||» header_text_color=»#f8930f»]

Divorcio de mutuo acuerdo y divorcio contencioso

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»H2″ _builder_version=»3.12″]

» DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.12″ text_orientation=»justified»]Es un procedimiento por el que se deshace el matrimonio de forma rápida y amistosa.

Cuando ambas partes están de acuerdo y deciden voluntariamente optar por el divorcio, pueden servirse del mismo letrado para presentar la correspondiente demanda de divorcio, disolver el régimen económico de la pareja y recoger la sentencia.

Se conoce también como divorcio exprés, dado que todo el proceso transcurre, en condiciones normales, en un período de tiempo bastante breve: de uno a tres meses.

Esta medida permite superar mucho mejor la experiencia de la ruptura y facilita mantener posteriormente una relación cordial entre los miembros de la pareja, circunstancia especialmente importante cuando existen hijos en común.

El menor coste emocional y económico suele ser la mayor ventaja y el principal motivo por el que decidirse. Sin embargo, las desavenencias no siempre confluyen en un acuerdo consensuado y se ha de optar entonces por otro método que, aunque también se contempla legalmente, resulta más complejo.
[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»H2″ _builder_version=»3.12″]

» DIVORCIO CONTENCIOSO

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.18.7″ text_orientation=»justified»]

Ya sea por discrepancias a la hora de decidir la asignación de los bienes o la custodia de los hijos, o por el hecho de aceptar el hecho de que ha llegado la hora de disolver el matrimonio, la ley faculta a cualquiera de las partes a interponer la necesaria demanda, valiéndose para ello de la figura del abogado especialista en derecho de familia.

Estamos ante un proceso judicializado donde no existe un convenio pactado de forma unánime y consentida sino decidido en sus términos por un juez, por lo que no es extraño hablar de procesos largos, dolorosos y frustrantes donde casi siempre hay “ganadores”, “vencidos” y rencores dilatados en el tiempo.

Es importante señalar que un divorcio de naturaleza contenciosa puede cambiar a divorcio exprés si durante el proceso las partes consiguen establecer un acuerdo al respecto del convenio regulador y así lo transmiten a la autoridad.

Cualquier duda al respecto de cómo encauzar un proceso de divorcio debe ser resuelta siempre por un abogado matrimonialista o especialista en derecho de familia.

El abogado, en este caso, no solo puede ejercer una labor mediadora para favorecer el acuerdo entre las partes sino que está capacitado para iniciar el procedimiento de demanda de divorcio y ejercer la defensa jurídica de los interesados.

Recuerda que en Fiservi podemos ayudarte a encontrar a abogados especialistas en todas las áreas del derecho, todos ellos en tu misma ciudad.  No dudes en consultarnos.

 

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.12″]Te deseo un feliz día.
[/et_pb_text][et_pb_image src=»https://fiservi.es/wp-content/uploads/2018/07/firma.png» admin_label=»signature» _builder_version=»3.12″ global_module=»2861″ saved_tabs=»all»][/et_pb_image][et_pb_text admin_label=»Share» _builder_version=»3.12″ global_module=»1998″ saved_tabs=»all»]

[miniorange_social_sharing]

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]