( 5 stars · 1 valoración )

[et_pb_section bb_built=»1″ _builder_version=»3.0.47″][et_pb_row admin_label=»INTRO_POST» _builder_version=»3.12″][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»h2″ _builder_version=»3.17.6″]

Muchas personas se preguntan qué hace un notario exactamente cuando se encuentran ante acuerdos contractuales para los que una seguridad legal les sería necesaria. 

Hoy vamos a resolver todas las dudas posibles, así que quédate por aquí con nosotros y conoceremos en qué nos puede ayudar este profesional. 

[/et_pb_text][et_pb_divider color=»#ededed» divider_weight=»2″ _builder_version=»3.12″]

[/et_pb_divider][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»3.0.48″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text _builder_version=»3.17.6″ text_orientation=»justified»]

Muchas personas piensan en un notario en términos de firma de una hipoteca y también  para la redacción o lectura de un testamento.

Pero la figura notarial va mucho más allá y puede ayudarnos en muchos aspectos de nuestra vida, tanto en el plano personal como en el profesional; tanto es así que es bastante improbable no necesitarlo en un momento dado.

Si quieres saber todas sus funciones y servicios, quédate por aquí para conocerlos un poco más.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»h2″ _builder_version=»3.17.6″]

El notario es un fedatario público

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.18.7″ text_orientation=»justified»]

Antes de explicar en qué nos puede ayudar un notario, déjame explicarte quién es el notario.

Para empezar te diré que un notario es un funcionario público. ¿No lo sabías? Pues así es.

Es un miembro del funcionariado español.

Su cargo está condicionado a la decisión de la Dirección General de los Registros y del Notariado ((DGRN), departamento directamente ligado al Ministerio de Justicia español.

Hablamos de un Licenciado (o Doctor) en Derecho que ha superado una dura oposición convocada por el Ministerio de Justicia, y que posteriormente a esta circunstancia proporciona seguridad jurídica a la ciudadanía ante la firma de documentos públicos en los que, con su rúbrica, da fe de su legitimidad (fe pública notarial).

El notario es un profesional con legitimación para ejercer como fedatario, pero también como profesional del Derecho.

Su formación le otorga cualificación para el asesoramiento en materia de, por ejemplo, Derecho inmobiliario, Derecho mercantil o Derecho de familia.

En cada firma el notario emite un documento conocido como escritura pública.

Esta particularidad atribuye la máxima seguridad jurídica a cualquier acuerdo suscrito por la figura de un notario;  es por este motivo por el cual, y ante la naturaleza y trascendencia de determinados pactos y compromisos, se prefiere esta garantía a cualquier otra proporcionada en documento privado.

La escritura pública ofrece a los ciudadanos seguridad de veracidad, ejecutoriedad y legalidad.

Quiere esto decir que los firmantes de una escritura pública gozan de la certificación de un profesional legítimamente autorizado por un departamento ministerial para el estricto cumplimiento de las leyes vigentes, y con facultad para actuar como testigo de fe pública, y están por ello cubiertos jurídicamente. La firma de un notario garantiza, sin dejar lugar a la duda, la autenticidad y veracidad de lo expuesto.

Al notario se le reconoce como figura imparcial y garantista ante el ciudadano y el Estado español.

Los documentos por él firmados adquieren carácter probatorio con respecto a las manifestaciones, fechas, hechos y circunstancias descritos en la escritura pública. De cada escritura pública queda constancia de forma permanente, aunque de ella pueda surgir con posterioridad algún tipo de modificación o corrección.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»tweet» _builder_version=»3.17.6″]

No es solo para una hipoteca o un testamento. Podrás necesitar a un notario para mucho más. Descúbrelo aquí.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»h2″ _builder_version=»3.17.6″]

En España, los notarios están colegiados

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.17.6″ text_orientation=»justified»]

El colegio de notarios es la institución responsable de controlar la actuación de estos profesionales, velando por un ejercicio ético y de buen crédito; además, sirve de apoyo en las funciones de sus miembros, garantizando la defensa de sus intereses.

Aunque son profesionales formados en Derecho, su actuación está sujeta siempre a la neutralidad, al contrario del abogado, a quien se le reconoce un ejercicio de defensa, mira  y representación de una de las partes y, por tanto, de parcialidad.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»h1″ _builder_version=»3.17.6″ header_font=»|600|||||||» header_text_color=»#f8930f»]

En qué nos puede ayudar un notario

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.17.6″ text_orientation=»justified»]

Como hemos ido viendo, el ejercicio de la profesión de notario lleva implícita una intervención de carácter fedatario.

También podremos solicitar los servicios de un notario para resolver dudas al respecto de actos y acuerdos  de naturaleza civil y mercantil que deban ser formalizados en actas públicas. Así por tanto, de un notario nos serviremos para:

– Redactar notificaciones, requerimientos, protestos, reclamaciones e interpelaciones.

– Resolver controversias surgidas posteriormente a la firma de un acuerdo de naturaleza mercantil o civil.

– Contraer matrimonio (sí, te puedes casar ante notario), tramitar un divorcio o una separación matrimonial de mutuo acuerdo, para los cuales el notario otorgará escritura pública

– Fijar un acuerdo previo al matrimonio mediante el cual se establece el régimen económico por el que se regirá la unión (capitulaciones matrimoniales)

– La redacción de expediente de declaración de heredero por ley y no mediante testamento (abintestato).

– La escritura de testamento, en cualquiera de sus modalidades: testamento abierto y testamento cerrado, así como la lectura del mismo ante los interesados.

– Asignar poderes

– La redacción de pólizas

– La realización y formalización de contratos de préstamo en su modalidad de préstamo entre particulares, entre particulares y empresas, entre empresas, de índole hipotecaria, etc.

– Elevar la certificación y garantías de una donación o transferencia de bienes sin ánimo de lucro

– La elaboración de contratos civiles y mercantiles

– La constitución de sociedades

– La redacción de contratos de compraventa

Como has podido comprobar, son muchas y muy variadas las circunstancias en las que podemos necesitar acudir a un notario para que nos ayude a dar legitimidad a prácticamente cualquiera de nuestros actos y acuerdos de naturaleza civil y mercantil.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»h2″ _builder_version=»3.17.6″]

La factura de un notario: ¿Un lujo demasiado caro…?

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.17.6″ text_orientation=»justified»]

El trabajo de un notario requiere de una serie de actuaciones que, al trasladarse a una minuta, puede suponernos un coste considerable.

Sin embargo, no hay que olvidar que los conceptos detallados en la factura no solo contemplan sus honorarios sino una serie de provisiones de gastos frente a instituciones públicas y profesionales directamente vinculados al acto en sí, así como de otros conceptos, como los costes por aranceles.

Por otro lado, y aunque se trate de un funcionario público, el notario no cobra un sueldo del Estado sino que debe sufragar  con su trabajo los gastos de su despacho más los de su personal y los de los suministros, colegio profesional, etc.

La tarifa por servicios notariales se establece en Real Decreto, por lo que nos cobrarán lo mismo en cualquier notaría española a la que nos dirijamos; esta es una garantía del Estado español para que cualquier ciudadano pueda acceder a este tipo de servicios, con independencia de su nivel de ingresos.

La competencia entre notarios no está en el precio sino en aspectos como la reputación, la zona donde se sitúan o la rapidez en su atención, por poner unos ejemplos;  no deberían producirse diferencias de coste entre un despacho y otro por el mismo tipo de servicio.

Espero que toda esta información te sirva.

Si has utilizado los servicios de un notario para un motivo no expuesto aquí, por favor, coméntanoslo para conocerlo, o cuéntanos tus impresiones sobre este tipo de profesionales, tu experiencia, etc.

Te espero, como siempre, en los comentarios.

Que tengas un feliz día.

[/et_pb_text][et_pb_image admin_label=»signature» src=»https://fiservi.es/wp-content/uploads/2018/07/firma.png» _builder_version=»3.12″ global_module=»2861″ saved_tabs=»all»]

[/et_pb_image][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row admin_label=»POST_RELACIONADOS» _builder_version=»3.12″][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text _builder_version=»3.12″ header_text_color=»#f8930f» header_2_font=»|600|||||||» header_2_text_color=»#f8930f» text_orientation=»justified»]

Te recomiendo además:

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.17.6″]

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»Share» _builder_version=»3.12″ global_module=»1998″ saved_tabs=»all»]

[miniorange_social_sharing]

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row admin_label=»Social_Share_Vertical» _builder_version=»3.12″ global_module=»3012″][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text global_parent=»3012″ _builder_version=»3.12″]

[miniorange_social_sharing_vertical]

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Valora este articulo

All fields marked with red asterisks are required fields.

Valoración Usuarios

Luis Alberto Agea Duran
· December 14, 2018

Prueba de valoración